Diseño de packaging: cómo influye en el consumidor final

Diseño de packaging y la importacia en la toma de decisión de compra en el usuario

Influencia del diseño de packaging en la decisión de compra del consumidor

Diseño de packaging: la necesidad de vender la identidad corporativa de una empresa de manera que ésta sea identificada por el cliente y que, a su vez, proyecte sus valores, es objeto de estudio continuo por los profesionales del marketing.

Mantener la identidad de una marca en el tiempo requiere de evolución, pero no una que le sugiera al cliente un cambio radical de los productos o servicios, o que se caracterice por una calidad diferente, sino aquella cuya estabilidad e innovación garanticen confianza.

Los elementos que los profesionales del marketing consideran como los factores principales para que esa identidad corporativa se mantenga en el tiempo, son el deseño de packaging y el logotipo.

Con el logotipo se logra que los clientes habituales y los potenciales identifiquen de manera rápida el producto o servicio. Sin embargo, en la actualidad se ha posicionado de manera predominante el packaging como el primer identificador de una marca, de qué la diferencia del resto de competidores y de la calidad de lo que ofrece.

Como herramienta esencial del marketing que es, el packaging se ha hecho determinante en el momento en que el usuario toma la decisión sobre qué comprar o contratar y que no. Este elemento debe transmitir la filosofía, la propuesta de valor y la imagen de la empresa.

¿Qué es exactamente el packaging?

El packaging es el término para referirse al “empaquetado”, “envase” o “embalaje” de algún producto o servicio. Su función, además de proteger el material en el caso de productos, es transmitir información importante para la decisión de compra y acercar todo lo posible al cliente a la marca.

Aunque la gran mayoría de servicios no tienen packaging, cada vez es más habitual ver cómo estos se presentan en formato box con un embalaje original como cualquier producto físico. Es el ejemplo de los paquetes turísticos o experiencias de regalo como las que ofrecen Wonderbox o los paquetes de suscripción de Canal+.

Si, en el caso de servicios, no hay nada que proteger, ¿por qué invertir dinero en packaging? Porque incentiva la compra y eso es algo que no puede dejarse escapar.

Diseño de packaging y la importacia en la toma de decisión de compra en el usuario

Cómo desarrollar un buen packaging

1.- Analizando al consumidor. En la actualidad, la exigencia y postura del consumidor es determinante e impredecible, por lo que hay que realizar un estudio de mercado exhaustivo antes de diseñar el packaging.

2.- Diseño atractivo. Teniendo en cuenta los colores, el logotipo y el eslogan, guardando fidelidad al origen de la marca, pero innovando acorde a los cambios de tendencia. Es importante incluir las vías de contacto con le empresa en el diseño.

3.- Información. Resaltando cualidades, características y aspectos claves para el uso o manejo del producto o servicio.

4.- Envases resistentes. El objetivo debe ser que el packaging ofrezca seguridad y confianza, y no que haga creer que lo que contiene es de baja calidad.

5.- Administración del costo. Innovando, personalizando y poniendo en marcha nuevos procesos de manufactura que permitan abaratar costos sin perder calidad.

Evaluar las tendencias y los resultados del estudio de mercado es clave para conocer el mejor momento para emprender o innovar en el desarrollo de un nuevo packaging. Las variables permitirán acercarse más a las necesidades del consumidor y satisfacerlas en mayor grado.

Asimismo, evaluar el uso de materiales puede ser un punto a favor. Por ejemplo, un embalaje ecológico indica al consumidor que la empresa se preocupa por problemas ambientales, haciendo que ésta gane nuevos clientes mientras reduce los costos de elaboración.